Galeria

El engaño de los golfos.


El tíulo de este artículo puede que no sea adecuado. El engaño se puede producir intencionadamente o no. Vivimos en una vorágine de engaños y verdades parciales… y mentiras despiadadas… El hombre, podríamos suponer que es así, por naturaleza, un ser impredecible.

Se vive momentos en los cuales uno reflexiona sobre la gran mentira en que se haya inmerso. Evidentemente, no todos somos iguales, acaba de manifestar una exministra, dimisionaria, por eso… ser mentirosa o edulcurar sus haceres de época estudiantil, pero ya en su madurez supuesta.

Hoy leo que un exministro socialista, Garbacho, se ha pasado o simpatiza con el partido político Ciudadanos, teóricamente un partido en las antípodas del PSOE. Pero realmente no es así… nadie puede realizar este cambio ideológico si está en sus treces. Él nunca fue, me atrevo a afirmar, del PSOE, ni creo tampoco que pueda pertenecer a la organización de Ciudadanos. El ciudadano Garbacho, y otros cientos de miles de Garbachos españoles, lo que son, han sido y seran siempre,  franquistas de alma y corazón. Los hechos, y sólo los hechos nos harán reflexionar sobre estos supuestos cambios ideólogicos.

La obra de Franco, con su Movimiento Nacional, echó sus raíces en el campo Nacional durante, no cuarenta años, si no en setenta, como muy bien nos recuerda una moneda recientemente acuñada con el lema de setenta años de paz. Moneda de 200 euros con la efigie del heredero de los cuarenta años de paz mas los debidos al sucesor del dictador, padre del insigne personaje.

El PSOE murió en Surennes. La transición política así lo exigió. No se entiende el olvido de los republicanos en las cunetas durante estos últimos treinta años. Patrañas , mentiras, medias verdades… pero los hechos son que nunca llegó el momento histórico de reconocer semejante olvido.  La transición fue la operación de cambio de rótulos en las instituciones… para no molestar a nadie, o sea, no molestar el estatu quo del franquismo. Nada cambió de raiz. Nos acomodaron al nuevo espectáculo.

Y es que nada podía cambiar, ni puede, aún hoy…. la batuta no ha cambiado de mano porque los protagonistas crearon una red de prebendas imperecedera en el tiempo que hace que aún sigamos bailando al ton del sistema.

Imaginemos, en un momento histórico, a un elegido golfo en las Milicias Universitarias, para no realizar el Servicio Militar Obligatorio del franquismo. Un golfo que demandaba democratizar el Estado pero compartiendo mesa y mantel con los señoritos de Régimen. Se dió en la diana, Se sabía que un golfo reune golfos, y sólo golfos. Así son los hechos. Este golfo, entre otros, dio validez a un proceso democratizador en la España postfranquista. Otro golfo, eurocumunista, también bailó las gracias del momento. El franquismo oficial , com la banca, ganó.

El primer  golfo , hoy instalado, en exempresas públicas de producción y distribución de Electricidad, entre el jolgorio de otros advenadizos golfos.

Engaño , tras engaño…. Golfos que no Elfos.

 

Deixa un comentari

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.