Segundo encuentro


Se acercó con paso  decidido hasta él. Ella con un vestido negro, corto y ceñido, con un escote generoso que revoloteaba. Se agachó para sujetar a su perrita que se abalanzaba con radiante cariño. Lo saludó mientras sujetaba a su can.

Ese fue el segundo encuentro que nunca olvidará. La confirmación de un anhelo, de una corazonada. Existe y es toda ella encanto. Toda entera.

Él manifestó su gozo con un paso torpe debido a su desasosiego.

Se iniciaba el verano del 2009. Calor típico del Mediterráneo. Cada tarde coincidían palabras cálidas con  miradas que hubieran sido suficientes.

Siempre deseó una utopía. Ahora  percibe  su aliento.

Instant_132_by_sudor

Deixa un comentari

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s